ninos 280x165Ad portas del programa de televisión de Teletón, es interesante pensar en la solidaridad, ¿solidaridad concentrada en 27 horas? ¿Solidaridad concentrada solo en aportes en dinero? ¿Es todo? ¿Se apaga el espectáculo televisivo y la solidaridad entra en OFF?. Ciertamente, esta no es una crítica al Instituto de Rehabilitación de la Fundación Teletón, que durante más de 30 años ha hecho un gran trabajo, no sólo en términos de rehabilitación sino por un cambio cultural hacia las personas en situación de discapacidad.

Esta es una reflexión personal como familia y amiga de personas en situación de discapacidad. Me pregunto cómo la comunidad y la sociedad vive e internaliza la solidaridad, cómo empatiza con otras realidades, si ser solidario se entenderá en colaborar con mil pesos una vez al año en alguna colecta nacional y el resto del tiempo ser absolutamente indiferente con aquellos a quienes se donó ese dinero, mejor ahorrarse el “esfuerzo”.

Quizás la reflexión necesaria sea no pensar en términos de solidaridad, sino pensar en que es hora de hacer un trabajo personal para naturalizar en cada uno de nosotros acciones, conductas, pensamientos inclusivos, en el día a día, desde nuestras realidades, reconocer a las personas en situación de discapacidad como seres humanos sujetos de derechos, con potenciales de desarrollo, como personas como todos(as), que por supuesto lo son y si somos ignorantes en cuanto a su realidad, ¿cómo podemos estar seguros de lo que pueden hacer o necesitan o de quiénes son? la ignorancia solo perpetua el prejuicio y la discriminación. Somos un mundo diverso, entonces me pregunto ¿por qué discriminar, segregar o ser indiferentes a tantos matices humanos, es que la diferencia nos asusta tanto?

soyprotagonista280x165Fundación Juan Paulo Munizaga Figari, el viernes 18 de noviembre, en la biblioteca del Instituto Profesional de Chile, sede La Serena, presentó la muestra Soy Protagonista de mi vida,  instancia que dio fin al proyecto Incorporando espacios inclusivos a través de la autonomía y vida en la comunidad, cuyo objetivo fue favorecer la autonomía de adolescentes con síndrome de Down.

Soy protagonista de mi vida, tuvo como eje central tres presentaciones protagonizadas por los adolescentes de la fundación: "la fiesta", "el mall" y "el colegio", donde desarrollaron diálogos e intervenciones que evidenciaron el gran trabajo y progreso en las escenas que les tocó participar y cuyo mensaje principal apuntó a la capacidad de decisión de las personas con síndrome de Down, su autodeterminación y en tomar en cuenta sus opiniones cuando se trata de su vida.

En un festivo encuentro interno, este 16 de noviembre, la fundación celebró sus 7 años de vida, junto a las familias, niños(as) y jóvenes que asisten a nuestra organización. Con torta incluída y en medio de un colorido decorado, acorde a la ocasión, se apagaron las 7 velas, momento en que los jóvenes de la fundación fueron los más entusiastas al dirigir palabras a sus compañeros(as) y manifestar sentirse felices  con las actividades que realizan. Los padres también entregaron sus agradecimientos y destacaron el  trabajo profesional que la fundación realiza, dando cuenta de los logros alcanzados por sus hijos(as).

La siguiente galería fotográfica da cuenta de la entretenida actividad. 

Síndrome de DownA mayor Intervención Mayores Oportunidades de Inclusión

item1
El síndrome de Down es una condición, no una enfermedad ni una patología.
item2
Pueden y merecen, tener plena participación en la sociedad.
item3
Las personas con el síndrome de Down, son diferentes entre si, tienen sus propias cualidades y personalidades.
item4
Las personas con síndrome de Down, viven todas las etapas de la vida y no son niños eternos.
item5
Debemos promover una cultura informada y de respeto hacia las personas con síndrome de Down.
item6
Una adecuada y precoz atención temprana permitirá desarrollar sus habilidades y autonomía.
item7
La discapacidad intelectual como el síndrome de Down, no es sinónimo de incapacidad.
item8
Tienen mas similitudes que diferencias respecto a quienes no presentan síndrome de Down.